La Tuberculosis del Olivo

La Tuberculosis del Olivo es  una bacteria fitopatógena, denominada Pseudomonas savastano (P. savastanoi).

Esta infección entra en la planta, debido a las heridas producidas por la recolección del fruto, caída de hojas, granizo, cortes de poda, etc

Síntomas:

  • Se forman tumores o verrugas de forma redondeada.
  • Los tumores jóvenes son de color marrón claro y los viejos son más oscuros.
  • Las verrugas se forman principalmente en troncos, ramas, tallos y brotes, aunque también se pueden encontrar infecciones en el fruto, hojas y raíces.
  • La bacteria sobrevive de una estación a otra en los tumores y se dispersa al producir unos exudados o secreciones.
  • Se percibe defoliación en  la planta.
  • Los tallos más afectados crecen menos.
  • En el fruto encontramos pérdida en la calidad del aceite.
  • Puede provocar la muerte de la planta.

Desarrollo:

La infección se desarrolla en los meses húmedos, debido a lluvias abundantes y a temperaturas suaves ,esto causa manchas de 1 a 3 mm, que inicialmente son de color marrón y después se oscurecen.

Si la infección se produce en los meses otoño-invierno,  las verrugas no se producen hasta la primavera siguiente y si se produce en los meses primavera-verano veremos los tumores en unos 15 días.

Control y Prevención de infecciones:

  1. Podaremos las zonas afectadas con el tumor y al terminar,  se desinfectarán las herramientas para no propagar la enfermedad.
  2. La poda debe ser efectuada en tiempo seco.
  3. Tendremos que realizar varios tratamientos foliares a base de FUNGURAN OH a dosis altas y mojando muy bien la planta.
  4. Si al recolectar la aceituna se le hacen heridas al árbol, tendremos que curar con fungicidas a base de cobre ( FUNGURAN OH) para que la bacteria no entre en el olivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *